Saturday, January 15, 2005

Capitan América

Nunca me han gustado las despedidas – si es que hay alguien a quien le gusten--. Las despedidas, son demasiado simples y pequeñas para describir realmente la totalidad de la pérdida.

La palabra “adios” como la de “amor”, jamás puede contener los sentimientos de todos los momentos pasados con las personas a las que dejas y la importancia de la pérdida, en lugar de asestarte un único y golpe final, se irá allargando y depositandose en el corazón a como gotas cayendo de un grifo que no se puede cerrar.

No sé cuando ni como, en Masmadera (la compañía en la que trabajábamos) descubrimos el truco de desdoblarnos.
Cuando las puertas de la oficina se cerraban y como el mismo Houdini convertidos en escapistas deslizándonos fuera de nuestra piel de trabajador, nos convertíamos en amigos. Olvidábamos cualquier fricción que hubiésemos podido tener en la oficina (fricciones que cuando se trabaja enun grupo tan reducido como el nuestro, más de ocho horas diarias, cinco días a la semana son por otra parte inevitables) y aparecía ese lazo de unión.

Me cuesta creer que encontraré en el futuro un grupo de personas tan especiales y aún menos trabajando juntas. Después de diez años de vivir en un pais ajeno, sé muy bien lo importante que es tener una genuina conexión con las personas con las que trabajas.

Yo por suerte y aunque solo por un año he gozado de esto. Por eso ayer, mientras nos despedíamos en un bar de Fuencarral, por primera vez en mi vida deseé con todas mis fuerzas, que ese adios significase verdaderamente “HASTA SIEMPRE”.

Ahora tengo al Capitán América como testigo de ello.

Un abrazo a Jose, Pou y Javier, y un besazo a Ana, Lorena, Begoña Zuloaga, Begoña Múgica, Bárbara, Raquel y Virginia, con especial suerte a las futuras mamas. Y gracias a Jose María por todo.

3 Comments:

Blogger el macho said...

Te deseo de todo corazón que tengais lo mejor allá donde esteis.

Y se que os va a ir muy bien a ti y los tuyos.
Un abrazo y un beso a tu mujer, cuídala (o será al reves?, jejeje).

Broder

5:26 AM  
Blogger lorenata said...

Joder Luisito, estaba prohibido llorar... y leyendo esto se me saltan las lágrimas.

Ha sido un placer el haber trabajado contigo, y sobre todo haberte conocido... y nos has jodido, un año ha sido muy poco tiempo...

(como ves llevo muy bien mi propósito de hablar mejor)

Te deseo la mayor de las felicidades alli donde vayais, y que sabes que si vuelves, sea cuando sea, sería un palcer volver a verte...

Un besazo a los 4, cuidaros mucho, y que en las 13 horas de viaje no acabeis con ninguno de vuestros hijos.

1:02 AM  
Blogger Ana said...

Luixi!! Un beso enorme a los 4 y feliz viaje y estancia en LA. Sé que vais a ser tan felices alli que me da envidia hasta desearos suerte :-)
Muchas gracias por todo, ha sido un placer trabajar a tu lado. He aprendido muchísimo de ti como profesional y como persona.
Eres un crack

PD:Dile a Fabia que no drogue demasiado a la niña en el avion con la medicina esa que nos contó, a ver si la vais a volver yonki.

2:20 AM  

Post a Comment

<< Home